domingo, 7 de abril de 2013

Galilea, donde transcurrió parte de la vida de Cristo y sus apóstoles



Región montañosa, alta y fría, del Norte de Israel, famosa por el Lago Tiberiades, donde transcurrió parte de la vida de Cristo y sus apóstoles.

Texto y fotos de Américo Fernández

Después de hartarnos de tierra milenaria y de monumentos ancestrales de sectas y religiones, fuimos a parar en un famoso Kibutz en tierras de Galilea, transformado en Hotel para turistas con el nombre de  Kibutz Kfar Giladi, realmente  bucólico, pero confortable y acogedor.
            Los Kibutz son colonias comunales o colectivas gobernadas por la asamblea general de sus miembros.  Todos los bienes son propiedad común y el trabajo está organizado en base colectiva.  Los miembros, llamados kibutzin, reciben a cambio de su trabajo vivienda, alimentación, ropa y servicios sociales.  En el Kibutz el comedor, la cocina, los almacenes, el jardín de infancia, los dormitorios de niños y el centro social y cultural son comunes.  Los adultos viven en viviendas separadas.  Los kibutzin se dedican principalmente a la agricultura, pero muchos cuentan con empresas industriales.  El más antiguo, Degania, fue fundado en 1909.
            Pernotamos en el Kibutz transformado en Hotel y luego de un desayuno tipo buffet, muy nutritivo, variado y abundante, alistamos nuestras maletas y salimos hacia la montaña de las Bienaventuranzas.  En esta montaña, según la Biblia (Sermón de la Montaña), Jesucristo prometió felicidad a quienes siguen sus enseñanzas y vivan conforme a las virtudes de humildad, mansedumbre y paciencia.
            Seguidamente nos dirigimos a Tabgha, el sitio tradicional de la multiplicación de los panes y los peces y el cual se encuentra cerca de la orilla noreste del Lago Tiberiades o Mar de Galilea y a 2,5 kms al sur de Cafarnaúm, a donde pensamos llegar.
"Tabgha",  llamada también lugar de los siete manantiales, fue visitada por la peregrina Egeria en el año 383 y ella menciona algunos escalones en la línea de la ribera en la que Jesús se parara una vez y un campo contiguo en el que alimentara a la multitud con cinco panes y dos peces. Menciona ella una iglesia en la que se encontraba la piedra sobre la que Jesús colocara el pan para dividirlo entre la gente, pero las modernas investigaciones arqueológicas pusieron en descubierto que durante la segunda mitad del siglo IV se construyeron pequeñas capillas en los lugares. Estas investigaciones fijaron también que ese lugar concuerda con la descripción de los Evangelios de "un lugar desierto", pues no se hallaron evidencias de casas ni de cultivos. La actual Capilla de la Primacía de Pedro que visitamos,  fue construida en 1933 por el Custodio Franciscano de la Tierra Santa. El cercano Monasterio benedictino e Iglesia de la Multiplicación de los Panes y los Peces fue consagrado en 1982.En Cafarnaum, a dos kilómetros y medio, como dijimos, visitamos las ruinas de la casa de Pedro y de la Sinagoga del Siglo II. 
En Cafarnaum, en la costa noroeste del mar de Galilea o lago Tiberíades, los arqueólogos comenzaron a realizar excavaciones en 1905 en busca de los escenarios que tuvieron que ver con la vida de Jesucristo descritos en los Evangelios y, efectivamente, según pudimos ver, hallaron ruinas que se cree eran el hogar de los primeros discípulos de Jesús: Andrés, Mateo y Pedro. Únicamente se conservan algunas ruinas de la ciudad antigua, entre ellas una sinagoga construida entre los siglos II y IV después de Cristo bajo la influencia romana. Monjes franciscanos restauraron parte de la sinagoga y construyeron un monasterio, que aún mantienen. En 1981 se descubrieron los restos de una sinagoga del siglo I.
En el Mar de Galilea o Lago Tiberiades, dos barcos debidamente acondicionados realizan paseos cortos por el lago y quienes íbamos de visita no dejamos de aprovechar la oportunidad en nuestro tiempo libre para navegar y fantasear en las aguas que sirvieron de escenario a la vida de Jesucristo y donde Pedro, el apóstol, solía pescar la sabrosa tilapia que nos tocó degustar en el restaurante del hotel Royal Plaza en Tiberias.  La tilapia, como se ve, es un pez de agua dulce y su carne exquisita como la de nuestro pavón.  Es un pez con escama, de lo contrario no lo comerían los judíos.  En Israel lo llaman “El pescado de San Pedro” y es de una particularidad muy curiosa pues es un pez que cuida de sus crías. Algunas construyen nidos en los que depositan los huevos y los guardan con celo, ahuyentando a cualquier intruso. Otras reúnen a las crías en su boca, donde las protegen. En esta incubación bucal participan uno o los dos progenitores. Las crías se liberan a intervalos, pero se acumulan de nuevo en la boca cuando están amenazas.


Iglesia de las Bienaventuranzas o  “Sermón de la Montaña

Luego de un paseo por el Lago Tiberiades desembarcan los turistas, entre ellos, las bolivarenses biólogos del Ministerio del Ambiente Lesbia Granadillo y Riolama Fernández.

Lago Tiberiades conocido como Mar de Galilea

Restos de la casa donde vivió el apóstol San Pedro.


Santuario levantado en el lugar de la multiplicación de los panes y los peces.

Ruinas de una Sinagoga construida entre los siglos II y IV después de Cristo








            

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada